Implantación del teletrabajo

La aparición de multitud de herramientas tecnológicas ha multiplicado las oportunidades de tele trabajar.  Muchas empresas son todavía reticentes a plantear la posibilidad del teletrabajo; aunque en ocasiones las circunstancia o la necesidad de conciliación hacen necesaria esta forma de trabajo.

Cambiar la forma de organizar el trabajo en la empresa supone primero un cambio de mentalidad donde se hace preciso abandonar la idea de pérdida de control si los trabajadores realizan las tareas desde su casa.

La experiencia de las empresas donde se ha implantado el teletrabajo demuestra que hay una mayor productividad y calidad en el trabajo, que puede suponer una reducción de costes y hay una mayor fidelización de los empleados a la empresa.

Es además una de las estrategias a tener en cuenta si se quiere instaurar un modelo de gestión del talento en la empresa.

Fases necesarias para su implantación:

  • Diagnóstico inicial.
  • Identificación de los puestos de trabajo.
  • Desarrollo de las competencias requeridas para el teletrabajo.
  • Determinar objetivos y Evaluar el trabajo.
  • Búsqueda de las soluciones tecnológicas que mejor se adapten a la organización.
Solicitar información